miércoles, 16 de enero de 2013

Si fueramos mejores consumidores de música...

La música sigue siendo negocio... no obstante el cambio del sistema de distribución de físico a digital y la piratería... sin necesidad de transformarse la industria sigue ahí y los voraces personajes que nunca debieron beneficiarse del trabajo de los artistas siguen multiplicando su dinero, quizá no en la misma medida y el dinero no llega de donde mismo... eso si.

Los que hace más de 10 años pronosticaron el fin de la industria musical se equivocaron.

Se equivocaron también quienes hace años celebraban el surguimiento de la música independiente que aprovechando Internet hoy -según sus pronósticos- debería están ya consolidada y ser una verdadera opción de vida para los músicos.

La música no tendría porque cambiar por los esquemas del negocio... y en algunos caso si que ha cambiado.

Los que no hemos cambiado somos quienes escuchamos música como pasatiempo y/o por necesidad y/o por vicio... 

Seguimos necesitando que alguien nos diga que escuchar - Que alguien nos informe de los nuevos lanzamientos - Que alguien nos arme una lista de popularidad como guía para escuchar - Que alguien elabore los listados a fin de año de los mejores discos del año para confirmar que lo que nos invitaron a escuchar durante meses realmente valía la pena -.

Así es como "el negocio de la música" se abastece de nuestras gustos y prácticas... sabe perfectamente como leernos -un poco- para "imponernos" tendencias (entre comillas porque somo fáciles y toda novedad que nos avientan nos gusta).

Hay para todos... desde el público del pop que se atiende por estaciones de radio por Internet y  tradicionales y el circuito de programas de TV abierta y por cable, hasta "el más especializado público de rock que escucha solo música emergente" que llega a México "impulsada por tendencias instaladas por otros públicos y/o por moda".

Si fuéramos mejores consumidores de música... quizá escucharíamos lo que realmente nos gusta, no lo que sea que este sonando en la tendencia o en la moda.