martes, 23 de septiembre de 2014

Editorial: "Todos tenemos una opinión, pero ninguna sirve".


Son tiempos extraños, con esta maravilla llamada Internet ahora todos tenemos la oportunidad de compartir nuestras ideas y opiniones con mucha gente de cualquier parte del mundo y al mismo tiempo, o eso creemos. Y es que somos tantos y tantas son nuestras opiniones que sería una tontería pensar que nuestras ideas son relevantes por si mismas.

Desde siempre lo normal es simpatizar con las opiniones que expresan ideas que nos complacen, "que nos dan por el lado"o que "casi nos leen la mente"... es lo normal, y nadie hay más normal que nosotros los humanos de este tiempo en este momento del mundo.

Esta "comodidad intelectual" de solo recibir lo que nos parece bien nos esta convirtiendo en una suerte de borregos, que igual no seguimos a nadie porque "nos da flojera".

Por eso es que aunque todos tenemos una opinión, ninguna cumple su misión... eso de que al expresar nuestra opinión sea -en el mejor de los casos- simplemente recibida, asimilada y aceptada no sirve para nada. Por otro lado, es mucho más común que nuestras opiniones pasen desapercibidas, que en estos tiempos se toman simplemente como que resultaron "irrelevantes".

Recordar que por lo regular rechazamos todas las opiniones e ideas que no nos parecen o que son contrarias a lo que pensamos... así es como lo que hacemos diariamente tarde que temprano nos juega en contra.

Tristemente en México el termino "Debate" se asume como insultar y desacreditar a quien piensa distinto, nada de contrastar ideas ni defender nuestros puntos de vista con argumentos... eso es una perdida de tiempo.