domingo, 28 de diciembre de 2014

¿Porqué seguir escribiendo un blog hoy?

En Internet como en el mundo real, las modas marcan épocas, tendencias y hasta estilos de vida. Hoy que estamos a 3 días de que finalice el 2014 estamos todavía más lejos de aquel 2002 cuando el termino "blog" fue conocido o de ese 2007 donde practicamente todo mundo tenía su blog.

Este y todos los blogs que tengo están en la plataforma gratuita de blogger... vi pasar esa moda de "volverse serio con los blogs" y pasar de servicios gratis a pagar hosting y domino. Fui testigo de como algunos bloggers alardeaban sobre como habían dejado sus trabajos "del mundo real" para dedicarse por completo a sus blogs logrando ganancias que les permitían vivir de "bloggear"... en muchos casos fueron puras mentiras y aunque algunos cuantos lograron convertir sus "bitacoras personales" en portales multi-tema que vendían publicidad directamente o bien, recibían ingresos con los AdSense de blogger o similares, fueron los menos.

En mi caso si he recibido dinero por escribir y mantener mis blogs al utilizar AdSense de Google, pero nunca como para pensar en convertirme en un blogger profesional.

Inicie con un blog por moda, luego abrí otro para dedicarlos a ciertos temas (Software gratis para grabar audio en computadora y reseñas de películas), después le agarre el gusto a escribir con cierta periodicidad -a veces diario y más de un post al día- y al pasar de la gran moda de los blogs hoy sigo escribiendo por puro gusto y para registrar en los post contenidos que me interesan. De cuando en cuando dedico algo de tiempo a revisar mis blogs, en muchos casos me topo con cosas que me agrada recordar y retomar, cumpliendo así con el propósito primordial y original de un blog.

No todo ha sido "miel sobre hojuelas"... este mismo blog de "El Fin del Mundo no es Hoy" es la segunda parte de "Música y Otras Ondas", un blog que la DMCA le pidió a blogger que cerrara por utilizar vídeos con copyright como complemento de algunas entradas de aquel blog... con el que seguramente pensaron que lucraba de forma descomunal.

Hoy sigo escribiendo porque quiero hacerlo, al ritmo que yo mismo establezco, a veces solo cuando tengo tiempo y otras veces buscando el tiempo para escribir sobre algo que me interesa, lo que puede sonar egoísta y hasta egocentrista... pero si consideramos que aunque sea un espacio público al que cualquiera puede acceder, lo más honesto es mantenerlo honesto y libre de poses, decir las cosas como son y compartir lo que uno decide compartir... y nada más.

Este -y mis otros blogs- van a seguir existiendo mientras así lo decida, seguirán siendo espacios para registrar y compartir temas de mi interés, y si de paso generan interés en otras personas, pues que bueno y si no, pues igual, que bueno.