miércoles, 12 de abril de 2017

La música de las series... y otras ondas.

Las series de TV en su nuevo formato (estilo Netflix o HBO GO) son desde hace tiempo un buen medio para conocer artistas, grupos y canciones interesantes. El que cierta canción aparezca en cierta escena -sobre todo al inicio o al final- da un valor a agregado a la pieza musical. En muchos casos la producción de la serie pone especial cuidado en la selección de la música/canciones que utilizaran en cierta escena... es mágico cuando la letra de la canción en cuestión coincide con la situación que vemos en pantalla como parte de la historia de la serie y resulta aun más impactante enterarse que la canción no se hizo "bajo pedido" para la serie.

Este fenómeno no es nuevo... se presentó a finales de los 90´s cuando películas importante basaban su OST completo en canciones de grupos reconocidos... en algunos casos componían canciones "ex profeso" para el film y otras veces solo tomaban algunos de sus hits.

Hace algunos años pensaba que los OST de películas serían el futuro de la música... y lo sigo pensando. Más aun cuando ahora muchos directores y productores de cine prefieren música de artistas emergentes y/o independientes que a las grandes estrellas POP, no por "moda" sino porque la música de dichos artistas resulta mucho más evocativa y cinemática que los mega hits pop producidos por un equipo de expertos en confeccionar canciones exitosas.

Los últimos meses he estado viendo cantidad de vídeos en Youtube sobre conferencias, entrevistas y "podcast" sobre promoción de música independiente aprovechando las redes sociales y diferentes servicios disponibles para todos en Internet. A resumidas cuentas todos coinciden en que los medios ahí están al alcance de todos pero lograr que tu música depende de muchos factores que no son del todo controlables. Con todo esto me vino una reflexión... 

"Hace algunos años facilitamos música de Ultrasónico para un cortometraje... así nadas más, solo a cambio de que apareciera nuestro correspondiente crédito al final. A la vuelta de los años el director de dicho cortometraje se hizo de nombre, reconocimiento y entonces también tuvo a acceso a captar la atención de músicos mas conocidos que se interesaron en trabajar con el. Desde mi punto de vista -automático, totalmente personal y obvio- hubiera esperando que esa primera colaboración representara una semilla que fuera germinando en futuros trabajos, y no solo fuera un evento aislado que se dio por casulidad y no rindió frutos. Muchas mancuernas de colaboradores (cineastes y músicos) hoy existosos, reconocidos y famosos empezaron de la nada, colaborando y haciendo cosas juntos. Tengo una idea equivocada de como funciona el mundo... probablemente.

No existen las casualidades y la vida nos permite tener pequeñas revanchas que saben tan bien que nos hacen sentir culpables.
Tenemos un nuevo canal de Youtube - Suscribirse!