viernes, 2 de agosto de 2013

"No a la legalización porque no quiero que mis hijos tengan acceso la mariguana". * Otras Ondas


Una de las mejores ideas que ha habido en el universo... poner a intelectuales y ex funcionarios federales del país con un fondo de enciclopedias salvat para abrirle los ojos a una sociedad que vive más preocupada por la ilegalidad en el consumo de la mariguana que en tener comida que poner a la mesa.

Fuente

Con caras sonrientes, la razón y escandalosas estadísticas de su parte, ataviados en vestimenta formal que el ciudadano de a píe solo utiliza en bodas, las personalidades opinaron que después de años y años de considerar a la noble hierba como un "destructor de la sociedad", ahora no tendría mayor problema si se legalizara su consumo... pero no su producción y comercialización.

Muchas personas han cambiado su forma de pensar con respecto a la mariguana al consunirla por prescripción médica... al parecer algo así paso pero con las conciencias y los cerebros más reconocidos del país.

"No quiero que se legalice la mariguana porque no quiero que mis hijos tengan acceso a ella"... 

NOTA DEL EDITOR: Ahorita en este momento la mariguana esta al alcance de cualquiera que quiera comprarla y consumirla, ya no hace falta ir a "los barrios bajos" o tener amigos "malandrines", filósofos, regetoneros, rockeros o hippies...

"Había una casa en venta en una esquina cercana a mi casa,  todas las tardes el velador se reunía con 5 o 6 jóvenes bien vestidos y una patrulla de policía llegaba a cada rato a saludar".
El velador vendía mariguana y la consumía en el lugar, adentro de la casa en venta y a veces en la banqueta -Los vi y toda la cuadra se impregnaba del olor- Los jóvenes eran su fuerza de venta y la policía su cuerpo de seguridad.
*La casa en venta estaba ubicada enfrente de un convento y a escasos 300 metros de una oficina del ministerio publico especializada en delitos contra la salud.

El detalle de que el consumo de la mariguana sea ilegal respresenta un riesgo mayor para "consumidores nuevos, curiosos e inocentes" que se pueden ver involucrados en pugnas entre narcomenudistas al momento de ir a comprarla o bien, ser arrestados por los "representantes de la justicia" que en el mejor de los casos los remitirán a barandilla... si no es que antes sacan un beneficio económico a expensas del miedo de los jóvenes de ser descubiertos en su "fumada". 

Hay que tener claro que con la legalización en el consumo de la mariguana no se termina "el crimen organizado", hay muchos otras drogas que traficar y otras lucrativas actividades ilícitas por realizar.

Hay muchos factores a considerar en el tema de la legalización de el consumo y eventualmente de la producción y comercialización de la mariguana, pero definitivamente los prejuicios y mitos sociales y los anticuados criterios morales no tienen cabida en la discusión.

La educación es el tema central, y más central la educación en casa.