lunes, 30 de noviembre de 2015

Editorial: Los culichis y los topes.

Culichi. Personas originarias y/o que habitan en la ciudad de Culiacán Sinaloa.

Los topes son dispositivos diseñados para obligar a los conductores de vehículos automotores a reducir la velocidad... o cuando menos eso pretenden.

En la ciudad de Culiacán Sinaloa hay topes por todos lados, incluyendo amplias avenidas donde algunos de los conductores que las transitan utilizan como pistas de carreras en lugar de utilizarse como amplias vías para circular de forma fluida (idealmente respetando limites de velocidad), sin detenerse cada 100 metros en semáforos o señales de alto y en poco tiempo.

En la mayoría de los casos son los residentes de calles y avenidas quienes instalan los topes como una medida para controlar la velocidad de los conductores que transitan por ahí... o cuando menos eso pretenden.

La instalación de muchos de los topes de la ciudad fueron provocados por la siempre inadecuada velocidad con que los choferes del transporte urbano conducen los camiones... desgraciadamente quienes sufren "el efecto del tope pasado sin reducir la velocidad" son los pasajeros del servicios de transporte y los dueños de los camiones... no los choferes. Lo mismo con choferes de vehículos utilitarios, como el vehículo no es suyo a quien le importa cuidar la suspensión, amortiguadores, llantas, etc.

Es oportuno señalar que los dueños de los camiones solo invierten en el mantenimiento/reparación de las unidades cuando se presenta una falla que inhabilita a la unidad... y muy en ello quieren aumentos de tarifas cada año.

Soy muy fijado, siempre estoy al pendiente de lo que hacen los demás... sería uno de mis gustos culpables si los tuviera. Justifico este hobbie/pasatiempo como una necesidad de entender como algunas personas simplemente no tienen sentido común ni el más mínimo respeto por los demás cuando circulan por una vía pública.

Uno de los comportamientos más habituales e increíble es cuando un conductor se detienen o baja la velocidad de forma considerable al acercarse a un tope, y el segundo conductor que va atrás le saca la vuelta y hace por rebasarlo, como si las leyes de la física se anularan y para el segundo conductor el tope desapareciera en ese momento.

Los topes son el reconocimento práctico de que el reglamento de tránsito del Estado de Sinaloa o del Municipio de Culiacán no se aplica por parte de la autoridad y no se respeta por parte de los ciudadanos... si esa "impunidad" de la que estamos "tan en contra" cuando se trata de criticar al gobierno y a "los demás".