lunes, 4 de enero de 2016

Editorial: El nuevo es el año...

Inicia en nuevo ciclo, el nuevo periodo en la unidad de medida de tiempo... donde ahora si podré comer sano, hacer ejercicio, pasar tiempo de calidad con la familia, dejar de hacer corajes, ahorrar y dormir al menos 8 horas diarias.

Lo único "nuevo" aquí, es el año... yo, sigo siendo el mismo, hasta mis "buenos propósitos" y "mis buenas intenciones" son items reciclados de otros años, son reusados, limpiados, remozados, pulidos y presentados como "algo nuevo"... o cuando menos eso me gusta pensar.

Engañar al mundo puede ser divertido por un momento. Deja de ser divertido cada vez que descubro que no puedo engañarme a mi mismo por más de un par de minutos.

Mientras tanto seguiré disimulando, mientras dure la euforia voy a pretender que voy a enfrentar este nuevo ciclo de forma "diferente", que "soy una persona nueva" (porque de la noche a la mañana cambio el calendario) y que este año "va a ser genial".

El arte de hacer lo mismo de formas diferentes que al final resultan iguales, pero que da puntos extra en la vida.