domingo, 11 de septiembre de 2016

Editorial: El "Nicolás Alvarado" de Sinaloa

Pasando a disculpar nuevamente el título sensacionalista "jala clicks" y poco apegado al contenido de este articulo paso a lo que sigue...

Estamos ante un nuevo caso de un funcionario público con una expresión un tanto desafortunada, muy descontextualizada y exageradamente magnificada en redes sociales, y que tras ser "ciber linchado" por las mismas redes termino presentando su renuncia.


En la imagen el post que el entonces Director del IMJU de Ahome compartió en Facebook para sus 150 y amigo "amigos/contactos", mismo que se propago como pólvora y en pocas horas era ya tema de conversación e indignación estatal.

El hecho cobro tal importancia que fue tema de análisis y critica en diversos espacios informativos de radio y portales noticiosos de Sinaloa que lo reportaron. 24 horas después fue retomado por "medios informativos nada tendenciosos" a nivel nacional como Regeneración.mx un sitio "muy objetivo" y que casi ni exagera las noticias para servir a su linea editorial que al parecer se trata de "hacer enojar a los cibernautas".

Ya no sorprende a nadie que a ahora ex funcionario lo bautizaran las redes como "#LordiPhone7"... uno de los fenomenos más estupidos popularizados por muchos usuarios de las redes sociales.

La versión oficial es que el funcionario renuncio reconociendo las consecuencias de sus actos y para no afectar a la actual administración municipal. Yo estoy seguro de que le pidieron la renuncia, porque su expresión se interpreto por la gente como que es "un funcionario publico deshonesto"... términos que en México ya son sinónimos.

La expresión hace obvia alusión a los videoblogs de "La Galatzia", personaje del comediante -también sinaloense- Cid Vela, por lo que podemos concluir que:

  1. Es imposible que el sujeto hubiera comprado ya el iPhone7 porque aun no sale a la venta.
  2. A los funcionarios públicos les vendría bien un curso de como ajustar la privacidad de sus redes sociales si van a hacer uso de las mismas de forma personal y no como funcionarios. 
  3. El Ahora ex funcionario debe reflexionar sobre "sus facebook amigos" ya que por alguno o algunos de esos "amigos" fue quien compartió la captura de pantalla acompañada de alguna expresión de indignación.
  4. Se esta perdiendo el sentido del humor y se esta ganado en la exageración y la descontextualización de las expresiones que diariamente encontramos en redes sociales.
  5.  "Ciber Linchar" es ya el pasatiempo favorito de muchos usuarios de redes sociales, lo que aunque les duela reconocer es muestra clara del "enojo social" del que ha hablado el presidente en los últimos meses y que solo se entiende si consideramos la gran máxima mexicana de "mis problemas siempre son culpa de alguien más".
  6. Facebook es una fuente inagotable de estupidez y ojo, eso no es culpa de la red social... reflexionemos sobre eso...
  7. No hemos entendido que "la libertad de expresión" incluye la libertad de otros a manifestar ideas con expresiones que no pueden ser de nuestro agrado.
  8. Nos gusta ponernos cuanto saco vemos pasar... aunque no sea de nuestra talla.
  9. Nos gusta opinar sobre todos los temas sin tomarnos 5 minutos para informarnos o confirmar la veracidad de un hecho.
  10. No sabemos, no queremos o no nos conviene darle las justa dimensión e importancia a los acontecimientos que en muchos casos simplemente deberíamos dejar pasar.
Finalmente y para aclarar... no estoy defendiendo al personaje, estoy defendiendo la libertad que todos tenemos de manifestar nuestras ideas aunque sean pendejadas y/o puedan resultar ofensivas para otras personas. 

El problema no es que se digan las cosas, el problema es que pensmos que "la luchar por mis derechos incluye limitar los derechos de los demás".

De salida... las primeras #Ladys y #Lords de redes sociales son personajes que en diversas situaciones manifestaban ser influyentes, tener dinero y ser de "buenas familias", en un evidente contraste con la prepotencia y estupidez registrada en los diferentes vídeos viralizados por las redes sociales. Hoy cualquier persona "que la caga y es video grabada" se convierte en #Lady o #Lord como consecuencia de "técnicas para viralizar contenido" o bien, por el afán de reconocimiento y "ciber fama" de usuarios de redes que creen que hacen algo "importante".