sábado, 13 de mayo de 2017

"Le mejor banda del mundo... en el desierto".

Me gusta conocer historias sobre grupos de rock. No es una regla, pero los inicios de los muchos grupos tienen lugares y circunstancias comunes, como si hubiera un "checklist" subliminal por ahí y en esta idea la fama no tienen absolutamente nada que ver.

Con el Internet como herramienta he podido conocer a grupos de otros lugares, y no solo música... también algo de su historia.

Para mi resulta muy reveladro que un grupo no se preocupe por contar su historia...

Desde escribir, hacer un podcast o un documental en vídeo, hasta una entrevista realizada por medio especializado reconocido... todas son ideas valiosas.

No es raro encontrar a grupos que creen que su historia, trabajo y trayectoria "no valen la pena" porque no son conocidos y reconocidos por cierto número de personas.

El rock es arte y también espectaculo... a todos nos gusta vivir más en los confines del arte, preferimos componer y crear momentos emocinantes primero para nosotros, pero también es necesario arañar las paredes del espectaculo para dejar alguna marca.

Un poco más allá está la compentencia... que no existe, pero esta comprobado que hay bandas que piensan que esto es una carrera que hay que "ganar" y por eso no apoyan el trabajo de otras bandas.

Algunos nunca entienden que para que una escena tenga vida y se mueva las bandas tienen que tender vinculos entre ellas, que los logros de una banda tienen un efecto positivo en las demás bandas y la misma escena y que apoyar y difundir el trabajo de otras bandas no nos quita nada.