martes, 3 de febrero de 2015

Editorial: Buenos Vecinos contra el mundo...

Irónica y periódicamente, para los malos vecinos, ruidosos y abusivos "los buenos vecinos" son los que no hacen ruido, que no reclaman y que no se quejan. Para esos vecinos abusivos los buenos vecinos son los que lo soportan todo y que sufren los abusos sin chistar.

Es Ley de Murphy, cada calle o "cuadra" tiene que tener vecinos molestos, vecinos metiches, vecinos renegados, vecinos cochinos, vecinos irresponsables y vecinos ermitaños, entre otros (también vecinos sabelotodo como yo). También es Ley de Murphy que si el vecino de alguna de esas modalidades se va de su casa, otros vecinos tomaran su rol. Es algo que -Ley de Murphy- siempre pasa como parte de una maldición para la gente educada y responsable.

Para los malos vecinos cualquier otro vecino está mal si manifiesta alguna molestia por sus acciones. Si tu como vecino afectado te quejas de que los vecinos molestos bloqueen tu cochera, hagan fiestas excesivamente ruidosas que se extienden hasta la madrugada y que no te permiten tener tranquilidad dentro de tu propia casa... para ellos tu eres el que estas mal, porque en este país los usos y constumbres nos enseñan desde siempre que cada quien puede hacer lo que le de la gana sin ninguna consecuencia, y esto no es un problema de hoy, vienen gestándose desde hace muchos años y hoy estamos sufriendo los frutos de ese penoso proceso de "ineducación".

Desde hace muchas generaciones las familias donde la educación y los valores no fueron un tema importante empezaron a regalarle a la sociedad elementos que con su comportamiento "cotidiano y normal" molestan a los demás... como parte de sus irresponsables actividades diarias.

Pero aquí no para el renegadero... no que va!

Hay todavía una clase peor de vecinos que los malos vecinos... los que permiten que sus visitas se comporten peor que ellos... importándoles poco los demás, como si los demás fueran los culpables de su mala elección de amistades.

Por eso el mundo se va acabar pronto.