miércoles, 18 de febrero de 2015

Super Editorial! Todo es parte de un plan.

"TODO ES PARTE DE UN PLAN" O "NO SOMOS TAN VIVOS COMO PENSAMOS".

o "a como veo doy"...

Considerando que hoy por hoy las conspiraciones están siendo utilizadas como argumentos contundentes para explicar la situación actual o futura, vengo a aportar en las siguientes lineas mi granito de arena para contribuir al "conspiracionismo nacional".

Tengo razones para creer que el Gobierno Federal debe tener un expediente bastante gordo sobre Andrés Manuel López Obrador, y no me refiero al expediente que los organismos de inteligencia de cualquier gobierno elaboran por razones de "seguridad nacional", sino al que las autoridades responsables de la procuración de justicia deben tener armado como resultado de las investigaciones de los abundantes escándalos de corrupción en que personajes cercanos al tabasqueño se han visto involucrados.

En ese mismo tenor pero del lado de AMLO estoy casi seguro que una de las principales razones y motivaciones para instrumentar, ejecutar y mantener activo "el plan desestabilizador contra el gobierno de Enrique Peña Nieto" es colocarse en esa posición de "personaje incomodo para el gobierno porque les dice sus verdades abiertamente" para inhibir cualquier acción de la justicia, ya que en caso de que lo hicieran la opinión pública que nunca analiza nada, se convencería en automático que la acción del gobierno obedece a "callar a su enemigo mortal".

Tomar partido con uno u otro bando lo hace cualquiera, lo que no somos capaces de ver es dar algunos pasos atrás para apreciar "la big picture" y ver que el bien común es lo que menos les importa a ambas partes. Por un lado están los beneficios económicos para los funcionarios a través del selecto grupo empresarial que siempre convive y se sirve del poder sea del color que sea y del otro lado están los que aseguran que es cuestión de que puedan finalmente senarse en la silla para cambiar al país.  Mientras tanto, estos últimos gozan de los beneficios del sistema recibiendo las prerrogativas que la ley les concede a los partidos políticos "viendo el partido desde la sombrita".

A como la quieran ver y a como veo doy...