sábado, 4 de julio de 2015

Editorial: Y los políticos como si nada...

  • "El pasado 7 junio la sociedad le dio una lección a los partidos y a la clase política"... o cuando menos eso prefiero pensar antes que decir que a la gente le dio hueva ir a votar "porque igual no cambia nada" porque todos los políticos y todos los partidos "son lo mismo" y las elecciones intermedias no generan mucho interés que digamos porque igual "ni sabemos que hace un diputado <aparte de nada>". Igual se puede entender o justificar porque en mi ciudad el clima es como del infierno (Culiacán).
  • En el Quinto Distrito hizo historia el candidato independiente venciendo de forma contundente al candidato del PRI... porque la sociedad manifestó su rechazo a los usos y costmbres, y ojalá así haya sido, la contundencia del triunfo aun en rumbos donde radica el voto duro del PRI genera cierto sospechosismo, porque dicen los que saben que al PRI solo le gana el mismo PRI.
  • Dados los recientes acontecimientos -de hace 5 años- lo preocupante no sería que se demostrara que dentro del PRI las traiciones son ya una práctica común, lo verdaderamente preocupante sería enterarnos que el independiente se sento a la mesa de la negociación para "algo"... lo que sea que eso haya sido, para bien o para mal.
  • No pasado ni un mes del pasado proceso y los políticos de Sinaloa ya tienen la mira puesta en el 2016 con la elección a gobernador... y lo hacen como si nada...
    • Personajes que actualmente ocupan puestos públicos declaran sin reserva alguna y a la mínima provocación que están buscando la candidatura de su partido, pero que "están esperando los tiempos"... y declaran como su lo acontecido el pasado 7 de junio no hubiera dejado marca: ¿Acaso necesitan un descalabro en la elección a gobernador para entender que no tienen la confianza de la gente?
    • Si la lógica tuviera cabida en el razonamiento de nuestros actuales gobernantes deberían considerar dejar su responsabilidad a alguien que si tenga el interés de servir... y no solo de servirse y dedicar parte de su idea en futurear sobre su carrera política.
  •  Por otro lado esta el actual gobierno estatal y su "legitimo"interés por dejar el changarro encargado a alguien que garantice que sus actuales hazañas no salgan a la luz pública o bien... para continuar sacándole jugo al negocio de gobernar por otros 6 años.

Encore 

"Vivir fuera del prespuesto es vivir en el error".


Un político en funciones -que ocupa un cargo público- no solo no deja el puesto por el sueldo... que aunque gane bien lo necesita por aquello de la condición humana de que uno se acostumbra rápidamente a gastar todo lo que gana y porque en estos tiempos donde el valor de la lealtad esta tan a la baja sabe que si deja el puesto se sale de la jugada y pierde "su poder". Por eso.