viernes, 5 de octubre de 2012

Malo el medio | Malos los usuarios | No importa.

La larga discusión de que si el malo es el medio o los usuarios... tan larga como estúpida y sin sustancia.

Las redes sociales son lo que sus usuarios hacen de ellas... tu eres eres responsable de lo que lees al decidir a quien seguir en Twitter o "de quien eres amigo o que te gusta" en Facebook. Si algo que lees te molesta es tu responsabilidad primero que de el otro.

La ligereza con que se hacen comentarios donde por ejemplo se celebra la muerte de alguna persona, solo exhibe al autor de dichos comentarios... en la mayoría de los casos esas personas no son así en la "vida real", no tienen el valor. Se actúa así en las redes sociales con la seguridad de que no hay consecuencias por lo que se dice.

La irresponsabilidad no es audacia, no es valentía, no es inteligencia,  menos independencia de ideas y menos una lucha por un bien mayor.

Es curioso como los que se ostentan y auto denominan como "los pensantes e informados" son los que se exhiben más vacíos y faltos de valores... ni que decir del respeto por la vida.

Hay que ver los "comentarios revolucionarios" como son... 8 de cada 10 cuentas de Twitter o Facebook son meras repetidoras que ni siquiera entienden el mensaje que "ayudan a difundir".

Habría que darse cuenta que este no es el mismo México de hace 40 años, ni el de hace 30 años, ni 20, ni 10, ni 5... no es el mismo país que el año pasado. ¿Ideas estancadas o "pasadas de moda"?

Los que se ofenden cuando alguien habla de "regular las redes sociales" son personas que tienen una desproporcionada idea de lo que es su voz en las redes sociales... creen que "medio México" esta al pendiente de la expresión de sus "incendiarias ideas". Temen que llegue el momento en que tengan que afrontar las consecuencias de lo que dicen.

Somos tan fáciles de manipular... y todos quienes creemos que pensamos por cuenta propia somos los peores... siempre y todos estamos influenciados por algo, desde la "comodidad de la vida que llevamos así como estamos" como lo inocentes que resultamos al creer que alguien puede cambiar radicalmente el curso de las cosas. El sistema nos tiene a todos funcionando como engranes de una máquina bien aceitada... aun los inconformes y los que protestan siguen con su rol.

No hay secretos... mientras sigamos equivocados en como le damos el valor a las cosas el sistema seguirá consumiendonos. El no se cansa y nosotros somos renovables...