domingo, 28 de octubre de 2012

Rock y otro ruidos.

Llegar a cierta edad y descubrir el rock.

Encontrar a uno, dos o tres grupos y escuchar su música todo el día, todos los días a todo volumen.

Los canciones rítmicas y energéticas con mucha distorsión, tamborazos y gritos te hacen sentir peligroso y las "power ballads" provocan sensaciones que no conocías. Aunque no le entiendas a la letra.

De pronto llega el súbito interés por enterarte de más cosas de tus grupos favoritos... si, de pronto tienes que leer y lo haces con gusto y curiosidad.

No tardara mucho el momento de "descubrir" grupos de años y décadas anteriores para entender que la música que hoy escuchas le debe todo a esa música de antes.

Es entonces el gusto por la música toma otras dimensiones. 

Es entonces cuando estas listo para apreciar otros géneros distintos al rock.

Es entonces cuando finalmente escuchas la música para ti, no para que los demás sepan lo que escuchas.

Generaciones van, generaciones vienen y nada cambia... ni el Internet ha podido cambiarlo.