sábado, 2 de junio de 2018

Desde la comodidad de mi pobreza de criterio...

A quienes nos gusta hacerle al drama por todo preferimos tomar cualquier situación y llevarla al extremo, exagerando todo al máximo y pronosticando consecuencias terriblemente trágicas para dichos eventos... nos gusta eso y nos gusta pensar que las consecuencias serán siempre negativas.

Y es que no puede ser de otra forma... los tiempos que estamos viviendo hoy son alarmantes e involuntariamente cómicos.

Hoy tenemos celebrando las encuestas actuales a los mismos que en 2012 renegaban de "las encuestas cuchareadas", las calificaban como propaganda y "engaño de la mafia" para manipular a la opinión pública (ellos le dicen "el pueblo") para que votaran por el ganador, porque #México.

Tenemos muchos voceros "que se dicen oficiales" de López Obrador que no solo interpretan los desatinos diarios del candidato, también se toman la libertad de hacer compromisos como: "cuando nuestro movimiento triunfe los derechos de la comunidad LGBT estarán garantizadas" mientras apoyan su brazo en la alianza con el PES, partido de ultra derecha que no solo no reconoce los derechos de la comunidad homosexual, en días recientes su líder ha declarado que el matrimonio entre parejas del mismo sexo es -así nomas- "una moda".

Del otro lado no cantan mal las rancheras... el PAN y el PRI se han dedicado a atacarse mutuamente y lejos de arrebatarse puntos se los han regalado a Morena. "El señor de las encuestas obra de formas misteriosas" por no decir para muchos mexicanos el sentido común es solo una referencia para hacer lo contrario.

Tampoco podemos olvidar que rojos y azules ambos cargan con todos los escándalos de corrupción  de sus respectivas administraciones, no así el partido del "cambio verdadero", que nadie les adjudica los sendos casos de corrupción de las delegaciones de la CDMX donde ya son gobierno y lejos de "cambiar las cosas con honestidad y combatiendo la corrupción" han seguido con las viejas mañas... no podía ser de otra forma, los actuales delegados de morena son "purificados" llegados de otros partidos.

Al final del día lo que más preocupa es la división entre "buenos y malos" que esta tomando niveles que van más allá de la comprensión... que con todo lo que me gusta exagerar las situaciones y hacer hipótesis y teorías "locas", nunca he llegado al nivel de suponer que los mexicanos que no votemos por AMLO tendremos "menos derechos" que los que están "del lado correcto de la historia"... solo porque ellos lo dicen.

Próximamente el listado oficial de pretextos que van a poner los de "la esperanza de México" cuando pese al triunfo de su movimiento sean incapaces de cumplir una sola de sus promesas de campaña. 

Otras ondas...