martes, 6 de enero de 2015

Editorial. Recuperar la magia de la música.

Como en la vida el nuevo año trae el inicio de un nuevo ciclo para el amplio y basto universo musical a todos niveles... desde el grupo más "mainstream" hasta las propuestas más auténticas y underground.

Resulta fascinante como "consumidor" ser testigo de como nuevas tendencias empiezan a empapar a las propuestas musicales que ven la luz en el nuevo año, sobre todo cuando nadie venía venir esa tendencia que resulta ser la influencia de moda para todos. 

Considerando que "la tendencia de no tener tendencia" ya se ha manifestado muchas veces, tengo elementos -como todos los años- para esperar novedades exitantes, inspiradoras y retadoras para mis sentidos... como sucede siempre al iniciar un nuevo año.

Ahora que me he puesto a escuchar discos del 2014 que me pasaron de noche, voy generando esa sensación permanente de ansiedad por escuchar nuevos discos del 2015 y creo que es parte de la magia de la música manifestándose de una extraña manera.