martes, 3 de mayo de 2016

Editorial: Grabando un OST en el estudio...


Grabar tu música en un estudios es una experiencia incomparable y siempre única. Ninguna grabación es igual a otra... ni cuando vuelves a grabar una misma pieza musical.

La semana pasada tuve oportunidad de grabar el soundtrack original para un cortometraje de un joven cineasta local. Fueron 3 piezas musicales digamos "normales" y una serie de ruidos producidos con instrumentos "no tocados" y efectos. El resultado me gustó bastante aunque me hubiera gustado tener más tiempo para que el proceso fuera más cuidado y el resultado mejor... las limitaciones de tiempo imprimen cierta urgencia a los procesos de grabación, misma que queda plasmada de una u otra forma en la grabación.

De las sesiones de grabación del grupo de músicos que realizó el soundtrack rescato la energía, las ganas, la inspiración y el interés de hacer las cosas. Es refrescante ver trabajar a jóvenes músicos con ganas de intentar cualquier cosa con tal de lograr un resultado esperado que como suele suceder... los resultados de las grabaciones fueron mejores que sus expectativas.

Aunque el papel del equipo de Pelota de Playa era registrar los sonidos producidos por el grupo, aportamos algunas ideas para hacer más ágil y efectivo el proceso... siendo músico es difícil aguantarse las ganas de involucrarse.

La gran moraleja de esta experiencia para mi es que hay muchas formas de recuperar "el hambre de hacer cosas en el estudio"... ver trabajar a otros es siempre detonante.

El cortometraje para el que se trabajo el OST será estrenado en fechas próximas en Culiacán Sinaloa, hasta entonces y por respeto no doy mayor detalle.