domingo, 29 de septiembre de 2013

El final del Breaking Bad y yo.


Breaking Bad es -a todas luces- una de las mejores series de TV de los últimos años, no solo por su "escandalosa" temática, sino por la forma es que nos contaron la historia de Walter White y su familia, de Jesse Pinkman y del  resto de los personajes que fueron apareciendo mientras Walter y Jesse avanzaban con su negocio.




La serie mes hizo simpatizar con Walter White, justificar y entender que "hacer algo malo" no solo es algo que hacen "los malos". Vi como el profesor de química de secundaria fue transformándose en un criminal y aun así seguir simpatizando con su causa y desear que nunca lo descubrieran. 

En un inicio Walt producía drogas para costear su tratamiento contra el cancer, después vi como se perdió en la ambición de poder mientras pretendía ser el mismo Walter White que solo quería lo mejor para su familia.

Una de las moralejas más impactantes de Breaking Bad la vive Jesse Pinkman, quien siendo un tipo joven, ex-adicto y "de la calle", sin estudios y con una circunstancia personal abismalmente opuesta a la de Walter White se da cuenta que la ambición de dinero y poder no justifican las barbaridades que cometieron en el proceso para "seguir saliéndose con la suya".

Considero un verdadero arte de la imaginación el como lograron mantener a Walter White y a Heisenberg como dos personas distintas ante las investigaciones de la DEA durante todos esos capítulos.

Breaking Bad ha marcado un momento, ha roto barreras y superado limites de lo que podía aparecer en televisión, y como muchas otras series de tv exitosas en su tiempo, será imitada, copiada y hasta reciclada en los próximos meses... pero esto no va a sorprender a nadie, tampoco que los actores de "BB" aparezcan "pronto" en otras series.

Es indudable que el episodio final de Breaking Bad va a sorprender... para bien o para mal. Habrá comentarios a favor y en contra y los interminables "hubiera" para finales "más al gusto" de los espectadores.

Desde mi lado, comentar que seguí la serie exclusivamente por Netflix. Contrate el servicio para ver las primeras tres temporadas completas que estaban disponibles al tiempo que la temporada 4 estaba siendo transmitida en televisión. 

La temporada 4 apareció en el servicio de Netflix algunos meses después de que que termino su transmisión en TV y ahora con la temporada 5 el servicio me sorprendió poniendo 8 capítulos de la nueva temporada -temporada 5 y  final- cuando aun esta siendo transmitida en televisión.

Hoy domingo 29 de Septiembre de 2013 es el episodio final y no tengo planes de verlo, al contrario... tendré que tomar medidas extremas para no enterarme de nada hasta que Netflix nos ofrezca el resto de los capítulos de la temporada final, incluido claro esta, el capítulo final. Espero que no tarden mucho.

Me gusta tener la libertad de ver cada capitulo sin estar atado a un horario... sin tener que dejar de hacer otras cosas por prender la TV a la hora indicada y viendo cada episodio cuando realmente tenga ganar de verlos. Se que hay otras formas de acceder a los capítulos con buena calidad de audio y sonido en Internet, pero no voy a recurrir a ninguno de ellos.

Se me ocurre pensar que hacer esto me ayudara a superar esa extraña sensación de experimentar como una serie de televisión que me ha gustado tanto llega a su fin. Una de esas extrañas formas en que uno trata de encarar esas situaciones que parecen no tener importancia, pero la tienen.

A propósito... les dejo este link a un vídeo donde aparece Jesse contándonos como su amigo Walter tuvo que producir y traficar drogas para costear su tratamiento por no contar con otros medios para hacerlo... quien sabe, si hubiera existido entonces el "Obamacare" quiza Breaking Bad nunca hubiera existido.