lunes, 16 de abril de 2012

Miren ese tiene una opinión propia! Hay que quemarlo en leña verde!


Me resulta terriblemente increíble que a estas alturas del partido teniendo -por ejemplo- al Internet para informarnos practicamente de cualquier tema sigamos dejandonos llevar -por ejemplo- por un twitt de 140 caracteres o menos. Toda proporción guardada ese twitt lo tomamos como una verdad absoluta que en ningún momento cuestionamos y menos corroboramos.

Analizando esto mismo desde otra perspectiva tenemos que no es aventurado afirmar que no tenemos una opinión propia, lo que tenemos es que funcionamos como extensiones o repetidores de las opiniones de alguien más.

Es una pena.